Saltar al contenido

Ventajas de usar fiambreras metálicas

Los recipientes metálicos están pensados para llevar la comida a cualquier sitio con total garantía. Fiambreras metálicas, termos y botellas te permitirán transportar tus alimentos a la oficina, de excursión o cuando tengas que estar mucho tiempo fuera de casa.

Son muy fáciles de limpiar y permiten el aislamiento de la comida, evitando que se mezclen sabores y olores.

Beneficios de las fiambreras metálicas

Cuando se trata de elegir el más adecuado para un contenedor alimentario la mejor opción es el acero inoxidable.

Las fiambreras fabricadas en este material son reutilizables durante muchos años y se mantienen inalterables con el uso. De esta forma contribuyen al cuidado del medioambiente y son un producto ecológico. Están libres de tóxicos, ya que no necesitan ser recubiertas de material aislante. No llevan elementos plásticos ni de otro metal.

Las puedes meter en el lavaplatos después de cada uso y no conservan olores ni sabores de alimentos anteriores.

La mayoría de los cierres herméticos se deben a una junta de silicona o goma que se adhiere a la tapa. Así se garantiza la seguridad de transportar durante el día cualquier receta aunque sean salsas o caldos.

Podemos encontrar fiambreras con un único espacio, con más de un piso y térmicas.

Fiambreras de espacio único

Están disponibles en varios formatos: cuadradas, redondas y rectangulares. También las puedes encontrar con una cajita más pequeña que se guarda en el interior para llevar pan, picatostes, crudités, aderezos o aperitivos.

Fiambreras de dos platos

El sistema de dos platos es perfecto para organizar una comida completa de forma cómoda y segura.

Están provistas de dos cierres para sujetar con firmeza ambos platos y la tapa. Igual que las fiambreras de un único piso, las de dos pisos las puedes encontrar redondas, cuadradas y rectangulares.

Fiambreras térmicas

Suele estar fabricados con una doble pared de acero inoxidable que conserva la temperatura de los alimentos por más tiempo. Dependiendo del modelo, los alimentos se  mantienen fríos entre 4 y 6 horas y calientes entre 3 y 4 horas.

Son recipientes herméticos en los que podrás trasportar sopas, guisos, cremas y gazpachos sin riesgo de que se viertan. También puedes utilizar las fiambreras térmicas para llevar la comida de tu bebé, evitando tener que calentarla en cualquier sitio.

A diferencia de los termos dedicados únicamente a líquidos, estas fiambreras tienen una boca ancha para que puedas comer directamente en ella. Esta característica las hace muy recomendable para los más pequeños, que podrán llevar su comida en salidas escolares y de ocio.

Algunos modelos vienen provistos de una base siliconada que evita el movimiento del recipiente y el riesgo de verter el alimento durante su uso.

Consejos de uso

Te recomendamos que laves tu fiambrera metálica con productos no agresivos, para no deteriorar el material. Debes guardarla destapada y no llenarla nunca hasta el borde.

Se fabrican en diferentes capacidades para ajustarse a las necesidades concretas. En definitiva, las fiambreras metálicas y otros recipientes de metal son perfectos para trasladar la comida fuera de casa conservando todas sus propiedades de manera segura.