Saltar al contenido

¿Para qué nos sirve la silicona ecológica?

La silicona ecológica es un material que, aunque pueda pasar desapercibido, está muy presente en algunas de las actividades más importantes de tu día a día. Nos referimos, sobre todo, a las relacionadas con la preparación y presentación de las comidas.

A continuación, te vamos a contar las características principales de este componente y su referente más conocido en el mercado: la silicona platino.

Las ventajas de la silicona platino

En primer lugar, hemos de señalar que la silicona es un material sintético que se elabora mediante siloxano o silicio. Su característica más relevante es que soporta sin problemas las temperaturas más altas y bajas. La que garantiza estas condiciones óptimas es la silicona platino. Si obtienes su certificación de producto ecológico, te asegurarás de que vas a disfrutar de uno duradero, estable y flexible.

Estos productos resultan seguros, frente a otras siliconas más baratas; y, por tanto, no se deforman ni se mezclan con la acidez de algunos alimentos, lo que puede provocar intoxicaciones. Por consiguiente, evita emplear siliconas de dudosa calidad, puesto que pueden ser perjudiciales para la salud. De hecho, cuestiona su inocuidad cuando veas que, al pellizcar, les salen puntos blancos o van perdiendo el color.

Moldes de silicona alimentaria y otros utensilios de silicona para la cocina

Como te comentamos al principio, este tipo de siliconas es muy empleado en los instrumentos de cocina. Sobre todo, lo es en moldes para horno, espátulas o cubiteras para el hielo. Estos productos resultan, además, muy sencillos de utilizar.

Sin duda, preparar los menús con estos accesorios elaborados con componentes atóxicos es una garantía de vida saludable y comodidad a la hora de llevar a cabo las labores propias de la cocina.

En definitiva, esperamos que hayas tomado buena nota de los beneficios que te aporta la silicona ecológica.